EBUR

Recientemente (2006) se han descubierto datos interesantes para confeccionar la historia de Vega de Bur (Palencia), España, antes Vega de Ebur, que, por comodidad del lenguaje, ha perdido la letra "e" repetida.

En un documento, que se reproducirá completo más adelante, del año 1208, de San Andrés de Arroyo, Palencia, (Archivo Histórico Nacional de Madrid), encontramos la palabra Ebur referida al "tenente del Castillo Alvar Nunnuñez de Herrera y Ebur".

En "Historia del Condado de Castilla" de Fray Justo Pérez de Urbel , se cita un documento del año 967:  " Kaozolos, sub castellum Eburi". Pensamos que, al tratarse de un documento redactado en Latín, Eburi es un genitivo de castellum, siendo la traducción: "Cozuelos, bajo el castillo de Ebur".

En la actualidad, lo que en la Edad Media se llamó Castillo de Ebur, se denomina simplemente "El Castillo " y "Trascastillo". Es un cerro á 1.035 metros de altura sobre el nivel del mar, al Este próximo de Vega de Bur.

Planteamos la hipótesis de que Ebur sea una palabra de habla celta, que significa Tejo (taxus baccata), lo que nos da la clave para llegar a los orígenes. El tejo, arbol de hoja perenne, y fruto de baya, de madera rojiza, conjuga una gran dureza y una gran elesticidad.  Se da en tierras calizas. Es de lento crecimiento y larga vida. De color verde oscuro, simboliza la inmortalidad.


Son muchos los autores que identifican el vocablo Ebur con el Tejo. Concretamente el Diccionario francés " Delamarre, Dictionnaire de la Langue Gauloisse, Ed. Errance, 2001,París" páginas 134-135, indica que el significado de "Eburos" es Tejo (El árbol).

 A partir del dato, Ebur= Tejo, pensamos que la Toponimia, (Del griego: Topos=lugar, y Onoma=nombre), ciencia que estudia el nombre de los lugares, su origen y significado, nos permite relacionar los nombres de Castillo de Ebur, Vega de (e)Bur y (e)Burejo, con la tribu celta de los Eburones.

La palabra celta "ebur", al entrar en el ámbito cultural romano, adquiere las terminaciones propias de los nombres latinos en sus declinaciones; ejemplos: ebur-o, ebur-onis, ebur-ones, ebur-onum, ebur-onibus. No parece que pudo ser problemática la aceptación del término"ebur"a los romanos, porque ellos tenian la palabra "ebur, eboris, que significa marfil." El Diccionario Latino-Español Etimológico de D. Raimundo De Miguel trae la palabra "eburones, pueblo de la Galia, Bélgica." Igualmente nos describe el vocablo Eburini, en plural, como los habitantes de Eburo, ciudad de Germania.

Conocemos la existencia de la tribu de los Eburones, situada en el municipio belga de Tongeren, cerca de Lieja, en la provincia de Limburgo, entre el rio Rhin y el rio Mosa, alrededor del Fuerte Atuatuca, por "Los Comentarios a la Guerra de la Galias" de Julio César, Libro VI, capitulos 31 al 44. Nos referimos al año 54-53 antes de Cristo.

El territorio de los Eburones comprendia la región de Limburgo, actualmente dividida entre el Limburgo ( Maastricht, Holanda), y Limburgo (Bélgica), y una parte de la Renania alemana, hacia Aachen.

Julio César nos da referencias de los dos Reyes Eburones: "Catuvolco, Rey de la mitad de los Eburones", y Ambiorix, Rey de la otra mitad, que se enfrentó a las legiones romanas en una enboscada en la que murieron una Legión y cinco Cohortes (9.000 legionarios), por lo que Julio César decreta el exterminio de los Eburones.

ambriorix-jefe-eburones.jpg
Ambiorix Rey de la mitad de los Eburones
Estatua erigida en el mercado de Tongeren, (Bélgica), el año 1866. Cuando se instaura el Reino de Bélgica en 1830, se toma a Ambiorix como el primer héroe belga.

Con fecha 13-11-2008, un aficionado, Paul Curfs, con un detector de metales, descubrió  antiguas monedas celtas en un maizal de Maastricht (Holanda). Nico Roymans, el arqueólogo que condujo la investigación académica, cree que las 39 monedas de oro  y las 70 monedas de plata fueron acuñadas por la tribu de los Eburones. Los dos tipos de moneda presentan triples espirales en el anverso, un símbolo celta.


 A los romanos les costó vencer y dominar a la guerrera tribu de los Eburones. Concretamente, el año 54 antes de Cristo, César cruza por segunda vez el rio Rhin para apoderarse y destruir a los eburones
.

Caesar,De Bello Gallico VI, 34, 8: (Latin)

"Dimittit ad finitimas civitates nuntios Caesar: Omnes ad se vocat spe praedae ad diripiendos Eburones, ut potius in silvis Gallorum vita quam legionarius miles periclitetur, simul ut, magna multitudine circunfusa, pro tali facinore stirps ac nomen civitatis tollatur."

César, Guerra de las Galias VI, 34, 8: (Español)

"César despacha mensajeros a los pueblos de los alrededores. A todos convoca, con la esperanza del botín, a saquear a los Eburones, para que sea la vida de los galos, antes que los legionarios, la que se arriesgue en los bosques, y , al mismo tiempo, para que, rodeado por una tropa ingente, la raza y el nombre de aquél pueblo desaparezcan en castigo por sus fechorias."

Los Eburones se defendían de los conquistadores romanos mediante guerra de guerrillas y emboscadas. Sus guerreros estaban pertrechados de arcos, flechas y hachas, confeccionadas con madera de tejo, muy abundante en su territorio. En aquella época los bosques de tejo tenian una enorme importancia estratégica. Significaba que el suministro de armas para la guerra defensiva estaba garantizado. Los eburones untaban las flechas con taxina.

El tejo es venenoso.  La taxina, en infusión, paraliza el sistema nervioso central. Julio César cuenta que " Catuvolco, rey de la mitad de los Eburones, se suicidó con tejo.

Caesar,De bello Gallico, VI,31,5: (Latin)

"Catuvolcus, rex dimidiae partis Eburonum, qui una cum Ambiorige, consilium inierat, aetate iam confectus, cum laborem belli aut fugae non posset, omnibus precibus detestatus ambiorigem, qui eius consilii auctor fuisset, taxo, cuius magna in Gallia Germaniaque copia est, se exanimavit".

César, Guerra de las Galias,VI,31,5: (Español)

Catuvolco, rey de la mitad de los Eburones, que habia compartido los planes de Ambiorix, agotado ya por la edad y viéndose incapaz para afrontar las penalidades de la guerra o de la huida, se suicidó con tejo, que es muy abundante en la Galia y en Germania, despues de lanzar contra aquél toda suerte de maldiciones por haber sido el instigador de aquella intriga".

El vencedor final fué el ejército romano. El exterminio de los Eburones, destruyéndoles completamente, se termina ya entrado el año 53 antes de Cristo. Los que quedaron vivos, huyeron a lugares, que ofrecieran seguridad. Un lugar seguro en aquella época era la Cordillera Cantábrica, habitada por los cántabros, todavia no conquistada por las Legiones Romanas. Pensámos, como hipótesis, que una parte de los Eburones huyó a territorio de los Cántabros en la Península Ibérica, concretamente a los actuales valles de La Ojeda (Palencia), fundando el poblado de Ebur, como confirman los topónimos "Vega de (e)Bur", "(e)Burejo", " Valde(b)ur", que denunciarian la presencia de los Eburones. Los que quedaron fueron asesinados sin compasión o vendidos como esclavos. Devastado el territorio,  César lo hizo repoblar con otras tribus para borrar hasta el nombre de los Eburones.

Los Cántabros y Eburones pudieron entrar en contacto,  hace más de dos mil años. Ambas tribus utilizaban" la guerra de guerrillas", tenian mercenarios, y sobre todo tenian un enemigo común: Las Legiones Romanas. El mismo Julio César constata la presencia de guerreros cántabros junto a las diversas tribus celtas, (Aquitania) que peleaban contra él en la guerra de las Galias.

Los Eburones, huidos ó emigrados el año 54-53 antes de Cristo a la Península Ibérica, que, según todos los indicios, fundan el poblado fortificado de Ebur en el actual territorio de Vega de Bur (Palencia), encuentran bosques de tejo, vitales para su subsistencia. Actualmente quedan restos de esos bosques en el monte Tosande, Dehesa de Montejo (Palencia), a 10 Km. de Vega de Bur, donde pueden observarse todavia numerosos ejemplares de tejos milenarios, como se ve en la foto siguiente.

Los fundadores de Ebur, mezclados con las tribus cántabras limítrofes, una vez poblados los valles de la actual comarca de la Ojeda (Palencia), tuvieron que vérselas de nuevo con las legiones romanas, aunque el peso de la guerra lo llevan los cántabros, por lo que su suerte va pareja a la de las tribus cántabras, que son derrotadas definitivamente el año 19 antes de Cristo por las legiones romanas de César Augusto, pasando el poblado fortificado de Ebur a ser fortaleza romana, durante los siguientes 593 años, concretamente hasta el año 574, en el que el rey visigodo Leovigildo conquistó Amaya (Burgos) y su cadena de fortalezas defensivas, como Ebur y Amayuelas.

Sobre la estructura económica y social de los Eburones nos comenta Julio César, el año 53 antes de Cristo, que era una agricultura de rozas, muy primitiva, complementada por ganaderia, que es la fuente fundamental de alimentos, con un concepto comunitario de la propiedad de la tierra y con pocas diferencias de riqueza entre unos y otros.

Caesar, "De bello gallico", VI, 22.   (Latin)              

"Agri culturae non student, maiorque pars eorum victus in lacte, caseo, carne, consistit. Neque quisquam agri modum certum aut fines habet proprios; sed magistratus ac principes in annos singulos gentibus cognationibusque hominum, qui una coierunt quantum et quo loco visum est agri adtribuunt, anno post, alio transire cogunt. Eius rei multas adferunt causas: Ne, adsidua consuetudine capti, studium belli gerendi agri cultura commutent; ne latos fines parare studeant potentioresque humiliores possesionibus expellant; ne accuratius ad frigora atque aestus vitandos aedificent; ne qua oriatur pecuniae cupiditas, qua ex re factiones dissensionesque nascuntur; ut animi aequitate plebem contineant, cum suas quisque opes cum potentissimis aequari videat."

César, "Guerra de las Galias", VI, 22.(Español)

"  No practican la agricultura, y la mayor parte de su alimento consiste en leche, queso y carne. Ninguno tiene una cantidad fija, ni una extensión propia de campo: Los magistrados y los jefes asignan tierras cada año a los clanes y a las familias, y tambien a los que acuden en grupos, en la cantidad y lugar que les parece, y de un año a otro los obligan a trasladarse. Alegan para ello muchas razones: Para que no cambien el ejerccio de la guerra por la agricultura, cautivados por las costumbres sedentarias; para que no se afanen por ampliar su territorio, ni los más fuertes expulsen a los más débiles de sus posesiones; para que no pongan excesivo celo al levantar casas para protegerse del frio y del calor;  para que no surja el ansia de riquezas, de donde nacen las banderias y las enfrentamientos internos; para mantener al pueblo en calma, al ver cada cual que sus bienes igualan a los de los poderosos."

No hemos descubierto todavia los restos arqueológicos del periodo romano. Es una asignatura pendiente. Administrativamente, durante el período romano, Ebur perteneció a la provincia Tarraconense, actual Tarragona. En el aspecto religioso, sabemos que el culto a la diosa Isis estaba muy arraigado, pudiendo ser Isis la antecesora en la pradera  y modelo de la actual Virgen del Rebollar.

Diosa Isis

 Desde el año 574, en que el arriano rey visigodo Leovigildo conquista Amaya  y Ebur hasta el año 711 en que Tarik conquista ambas plazas para los musulmanes, estas estratégicas fortalezas son administradas por un Duque, con funciones de gobernador militar, que gobierna como Ducado de Cantabria con sede en Amaya (Burgos), y  que duró 137 años. El periodo visigodo es una prolongación del periodo romano.

 

 Fundamos la conquista de Amaya, junto con Ebur, en la siguiente crónica: "En estos dias el rey Leovigildo, penetrando en Cantabria da muerte a los atacantes de la provincia, ocupa Amaya, conquista sus fortificaciones, y reintegra bajo su autoridad a la provincia". (Chronicon Ioannis Biclarensis, edic. Julio Campos, Juan de Biclaro, Madrid 1960, página 84).

Los musulmanes, a las órdenes de su jefe Tarik, conquistan  Amaya y Ebur el año 711, pasando a ser los nuevos dueños de estos territorios, pero sin asentar población musulmana.

Desde la conquista árabe, año 711, hasta el año 850, en que, Rodrigo, primer conde de Castilla reconquista definitivamente Amaya y Ebur, se produce en este territorio un fenómeno de abandono de tierras y huidas en masa, que se ha denominado "la desertización del Duero", que duró 139 años. La distancia entre Amaya (Burgos) y Ebur (Palencia) es de 25 Km.  en linea recta.

El primer conde de Castilla, Rodrigo, repuebla de nuevo Amaya y Ebur, iniciándose un proceso de regreso de los antes huidos a lugares seguros de la Codillera Cantábrica, los Foramontanos, y de venida, desde el Sur, de los repobladores mozárabes, cristianos disgustados por el trato recibido de los musulmanes. La pertenencia de Ebur al Condado de Castilla con sede en Amaya dura 90 años, hasta el año 940 en que pasa a depender del Condado de Monzón. 

Los repobladores fundan los pueblos de los valles del rio Burejo, que hoy conocemos y algunos que ya han desaparecido. Desde que se establece la frontera con los musulmanes en el rio Duero, los pobladores de los alrededores del castillo de Ebur, bajan al valle y fundan Vega de Ebur, hoy Vega de Bur. No tenemos documento de la fundación, pero, como es frecuente en casos similares, Vega de Bur es el resultado de la bajada de los habitantes del Castillo a la vega del valle, como consecuencia del alejamiento del peligro musulman de guerra.

El período más importante de Ebur-Vega de Bur se extiende desde el citado año 850 hasta el año 940, dependiendo del Condado de Castilla, y desde el año 940 hasta el año 1350, dependiendo del Condado de Monzón. De estos dos extensos  periodos tenemos importantes documentos, tanto en piedra, ( restos de arte románico, gótico y mudéjar), como documentos escritos, que, por primera vez, se ofrecen a los lectores de esta Página.

Como restos de arte románico, ofrecemos la entrada de San Tirso, siglo XII, en Vega de Bur, y el Pórtico de entrada de la Iglesia Parroquial, siglo XII, de Vega de Bur.


PORTICOUNO,JPG


El primer documento es una escritura de venta, por la que Fernán Roiz de Quintanatello, su madre Elvira y sus hermanas venden unas fincas, que tienen en Vergaño y el Campo (Pernia) y Micieces, a Gonzálo Fernández y a su esposa el 2 de Marzo de 1208. Entre otros, se menciona al "Tenente Alvar Nunnuñez de Herrera y Ebur". Un Tenente es la máxima autoridad de un Castillo, dependiente de un Conde, en este caso, dependiente del Conde de Monzón.

Ponemos, en primer lugar, fotocopia del documento original, que se encuentra en el Arhivo Histórico Nacional de Madrid, "procedente" del Monasterio de San Andrés de Arroyo (Palencia), haciendo notar que el documento está datado en numeración romana "sub era", es decir, bajo la era de César Augusto, a la que hay que restar 38 años para obtener la era cristiana. El Morabetino era una moneda de oro, de 4 gramos aproximadamente, de origen musulman, aunque Alfonso VIII de Castilla emitió sus propios "Morabetinos" o "Maravedies".

 

Transcripción del Documento:                       

XRISTUS. In Dei nomine. Notum sit omnibus hominibus, tan presentibus quam futuris, quod Fernant Roiz de Quintana tello, una cum matre mea dona Elvira, et cum sorores meas, scilicet, dona Urraca, et dona Sancia, et dona Maior, et dona Maria Roiz, facimus cartam venditionis et confirmationis, de illa hereditate quam habemus in Berganaza, et in Campo, et in Messieces, quantum ibi habemus vel habere debemus, solares, ortos, linares, terras,  pratos, molinos, quantum ibi habemus in monte et in fonte, cum exitibus et regresus. Vendimus vobis Gonzalvo Fernández et uxori vestre Marina Johannes, et a vobis Gonzalvo Johannes, et accepimus in precio.XVI morabetinos et medio, et sumus bene paccati de precio de robora, et non remansit rem pro dare, super verbum. Facta carta sub era Mª.CCª.XL.VIª.,noto die VIº.nonas Marcias. Regnante rege Adefonso cum uxore sua regina Elionor in Toleto et in Castella. Maiore domo in curia regis, Gonzalvo Roiz; Maiore merino regis, Garcia Roiz; Alfierez Didacus Luppi; Archiepiscopus toletanus, Martinus Luppi; electo pro episcopo in  palentine sedis, Teltellez; et tenente Alvar Nunnuñez Ferrera et Ebur; Comitessa dona Mentia, tenente secundo Andrea, et dona Sancia Roiz tenente sancta Eufemia. Et ego Fernant Roiz hanc cartam quam fieri iussi, manu propria roboro et confirmo. Si quis autem de nostris vel de extraneis hoc factum quod nos facimus infringere voluerit, sit maledictus et excomunicatus et cum Juda, Domini traditore in inferno damnatus et pectet in coto ex parte rege .C. Morabetinos, dupplata hereditate in tali simili loco. Isti sunt testes: Don Tel Fernandez, de Val Entodrigo,testis; Petro Gutiérrez, de Riviella, testis; Munio Ferrandez, de Quintana Ferrando, testis; Munio Gonzalvez, de Olea, testis; de Verganaza, Petro Martinez, testis; Roi Martinez, testis, Migael Johannis, testis; De Campo: Don Esteban, testis; Domenico Ferrandez, testis; Petra Martinez, testis; De Messiezes: Don Munio, Presbiter, testis, Petre Albo, testis, Petro Illanez, testis. De Paio: Petro Martinez, testis, Johannes Migaellez, testis, Domenico Gonzalez, testis; De Oteros: Don Johannes, Presbiter,testis, Don Diago, testis, Domenico Martinez, testis; De Villa Vega: Johannes Caro, testis; De Berezosa, Petro, filio, testis; Concilio de Berganaza, et de Campo, et de Messiezes vehedores et auditores et confirmatores. Petrus qui notarius et hoc signum fecit."

Traducción del Documento al Español:

CRISTO. En nombre de Dios. Sea conocido a todos los hombres, tanto presentes como futuros, que Fernán Roiz, de Quintanatello, junto con mi madre Doña Elvira, y con mis hermanas, es decir, Doña Urraca, y Doña Sancha, y Doña Mayor, y Doña Maria Roiz, hacemos carta de venta y confirmación, de aquella heredad, que tenemos en Vergaño, y en El Campo, y en Micieces, cuanto allí tenemos, o debemos tener, solares, huertos, linares,tierras, prados, molinos, cuanto alli tenemos en monte y en fuente, con salidas y entradas. Vendemos a vos Gonzalo Fernández y a vuestra esposa Marina Juanes, y a vos Gonzalo Juanes, y recibimos en precio 16 Morabetinos y medio, y somos bien pagados en precio y en rúbrica, y no queda cosa por dar sobre la palabra. Carta hecha bajo la Era 1246, notificado el dia sexto de las Nonas de Marzo. Reinando el Rey Alfonso, con su esposa la Reina Eleonor, en Toledo y en Castilla. Mayordomo en la Curia del Rey: Gonzalvo Roiz;Merino mayor del Rey: Garcia Roiz; Alferez: Didaco Lobo; Arzobispo toledano:Martino Lobo; Obispo electo en la sede palentina: Teltellez; y Tenente Alvaro Nunnuñez de Herrera y Ebur; Condesa doña Mencia, tenente segundo Andrés, y doña Sancha Roiz Tenente de Santa Eufemia. Y yo, Fernán Roiz rubrico y confirmo con mi propia mano esta carta , que he mandado hacer. Si alguno, no obstante, de nosotros o de extraños quisiera infringir este hecho, que hacemos, sea maldito y excomulgado y con Judas, traidor del Señor, condenado al infierno, y pague en coto de la parte del Rey 100 Morabetinos, duplicada heredad en tal semejante lugar. Estos son los testigos: Don Tel Fernández, de Val de Entodrigo, testigo; Pedro Gutiérrez, de Revilla, testigo; Munio Fernández de Quintana Fernando, testigo;Munio González, de Olea, testigo; De Vergaño, Pedro Martínez, testigo; Roi Martinez, testigo; Miguel Juanes, testigo; Del Campo: Don Esteban, testigo; Domingo Fernández, testigo; Petra Martinez, testigo; De Micieces: Don Munio, Presbitero, testigo, Pedro Albo, testigo, Pedro Illanez, testigo. De Payo: Pedro Martinez, testigo, Juanes Miguélez, testigo, Domingo González, testigo; De Oteros: Don Juanes, Presbitero, testigo, Don Diego, testigo, Domingo Martinez, testigo; De Villavega: Juanes Caro, testigo; De Berzosa: Pedro, hijo, testigo; Concejo de Vergaño y del Campo, y de Micieces, veedores y oidores y confirmadores. Pedro que hizo de Notario y este signo hizo."

 

En la fecha citada del año 1208 aparece Ebur, pero no aparece Vega de Ebur, como población distinta de Ebur. Probablemente el Tenente o Administrador del Castillo de Ebur asumía toda la representación. No obstante existe un documento del año 1232 en el que " Ruiz Diaz de Rojas y su mujer Canresa Sánchez venden a la Condesa Doña Maria la heredad que tienen en Cozuelos y habian recibido del Conde Don Gonzalo y de la Condesa Doña Maria con ocasión de su casamiento; feria sexta (viernes) de Mayo, 1232 de la encarnación de Cristo. Son veedores y oidores el abad Don Gutiérrez de Santa Maria de Vega ( de Ebur?), varios clérigos y personas de La Vid, Aguilar, San Pedro, Ravé, Orcejón, Olmos, Cozuelos y Vellespinoso. Nos preguntamos si la "Santa Maria" del documento es la Virgen del Rebollar, y si el "Vega" del documento es el actual Vega de Bur. Dejamos la búsqueda de solución a los estudiosos de las nuevas generaciones. Ponemos a continuación fotocopia del documento original, que se conserva en el Archivo Histórico Nacional de Madrid, y que procede del Monasterio de San Andrés de Arroyo (Palencia):

 

 

 

 

Transcripción del documento:

"In Dei nomine. Conuscuda cosa sea a todos los omes, qui son e qui seran, cumo yo Roi Diaz de Rojas en uno con mi muger Canresa Sanchez vendemos a la condesa domna Maria la heredat de Coçuelos, la que  el cuende don Gonzalvo e la condessa donna Maria nos avian dado en casamiento. Esta heredat dicha, poblada et por poblar, quanta que y avemos, vendemos y otorgamos, e somos pagados de precio e de robla, de quinientos et.2. morabetinos. Onde son veedores et oydores el abbat don Gutiere de Sancta Maria de Vega, don Gongonzalvo de Melgarejo, Alfonso Gomez, Fernand Pardo, don Ladron, Lopez Sanchez, Pelayo Munioz, el Comendador Martin Royz, los clerigos don Guillen, don Martín de Sant Juanes, don Cebrian, Juan Dominguez, Martin Perez, Gonzalvo Fernandez, don domingo de la Vid, et Juan Abbat de Quintaniella; de San Pedro: Domingo abbat et don Garcia; Juan Cantero de Pladanos; de Aguilar: Don Miguel et Pedro Gil; Garcí Martinez; De Rave, Domingo Becerril el cantero; Domingo Pelaez de Orceion. Estos son vehedores cumo apoderado Royz Diaz en a heredat de Coçuelos a la condesa domna Maria; de Olmos; Martin abbat, Don Gonzalvo, Pedro Dominguez, Pedro Martinez German; de Villa ascusa: Pedro Covo, Roiz Campo, Domingo Gato, Migal Pelegero, Benedicto; de Coçuelos, don Mate Juanjuanes, Martin Mela, Juan Calera, Domingo Martinez de la Puente; de Val Espinoso, don Cebrian el clerigo, Domingo Johannes, Domingo Fierrez, Pedro Migahel, Domingo Dominguez, el Concejo de Coçuelos, veedores et oidoresº Dominus Eonmam (?) scripsit et hoc signum fecit. Notu die feria VIª, in mense Madii; annus ab incarnatione Domini, myllessimus ducentesimus XXXII.

Traducción del documento al Español:

En nombre de Dios. Conocida cosa sea a todos los hombres , que son  y que serán, como yo  Roy Diaz de Rojas, junto con mi mujer Canresa Sanchez vendemos a la Condesa Doña Maria la heredad de Cozuelos, la que el Conde Don Gonzalo y la Condesa Doña Maria nos habian dado en casamiento. Esta dicha heredad, poblada y por poblar, quanta alli tenemos, vendemos y otorgamos y somos bien pagados de precio y de rubrica, de 502 Morabetinos. Donde son vehedores y oidores el Abad Don Gutiérrez de Santa Maria de Vega, Don Gonzalo de Melgarejo, Alfonso Gómez, Fernando Pardo, Don Ladrón, López Sanchez, Pelayo Muñoz, el Comendador Martin Roiz, los clérigos Don Guillén, Don Martín de San Juanes, Don Cebrián, Juan Domingez, Martin Pérez, Gonzalo Fernández, Don Domingo de la Vid y Juan abad de Quintanilla; de San Pedro: Domingo Abad y Don Garcia; Juan Cantero, de Prádanos; de Aguilar: Don Miguel y Pedro Gil; Garci Martinez; de Ravé: Domingo Becerril el cantero; Domingo Peláez de Ocejón. Estos son vehedores, como apoderado, Roiz Diaz en la heredad de Cozuelos a la Condesa Doña Maria; de Olmos: Martín abad, Don Gonzalo, Pedro Dominguez, Pedro Martinez Germán; de Villaescusa: Pedro Covo, Roiz Campo, Domingo Gato, Miguel Pellejero, Benedicto; de Cozuelos: Don Maté Juanjuanes, Martin Mela, Juan Calera, Domingo Martinez de la Puente; de Vallespinoso: Don Cebrian el clérigo, Domingo Juanes, Domingo Fierrez, Pedro Miguel, Domingo Dominguez, el Concejo de Cozuelos, vehedores y oidores. El señor Eonman escribió y este signo hizo. Notificado el dia del feria sexta, en el mes de Mayo, año de la Encarnación del Señor 1232.

El tercer documento escrito se encuentra en el Archivo Histórico de Simancas (Valladolid). Se trata del Libro Becerro de las Behetrias de Castilla, manuscrito del siglo XIV, escrito por orden del rey Pedro I de Castilla el año 1351. El manuscrito está forrado con piel de becerro y contiene una relación de pueblos, que pagan impuestos al rey o al conde de la Merindad correspondiente. Para una mejor comprensión del contenido del documeto, explicamos algunos términos:

Merindad: Es un distrito administrativo. En el caso concreto, Vega de Bur pertenecia a la Merindad de Monzón.

Behetria: Propiedad de un labrador libre, que puede elegir a su señor noble protector.

Infurción: Impuesto individual, de caracter anual, fijado de una vez para siempre, pagadero en especie, animales o dinero.

Yantar: Obligación de dar de comer al señor noble. Posteriormente se conmutó por dinero.

Servicios: Tributo en dinero, de carácter extraordinario, que con el tiempo, se convirtió en habitual.

Fonsadera: Tributo pagado al rey, por no ir a hacer fosas defensivas de los castillos y poblados fortificados.

Martiniega: Impuesto en especie, pagadero en la festividad de San Martín

 

El motivo inmediato de que el rey Pedro I de Castilla, reunido en las Cortes de Valladolid del año 1.351, ordene este censo fiscal, es que la Peste Negra del año 1.348 habia dejado casi sin contribuyentes al Reino de Castilla, con serias  repercusiones negativas en las rentas e ingresos del rey y de los nobles. La Merindad de Monzón, heredera del Condado de Monzón, tenia 97 núcleos de población: 75 núcleos seguian con alguna población, y 22 núcleos habian quedado despoblados.

 

Con el deseo de poder ofrecer próximamente una fotocopia del manuscrito original, damos como avance una trancripción y traducción de dicho documento en lo que se refiere a:

 

                           "VEGA DE BUR CON MEDINIELLA"

Transcripción:

"Vega de Bur con Mediniella. En el Obispado de Palencia. Este logar es behetria de don Tello, fijo del Rey; an por naturales a los de Lara. Derechos del Rey: Dan cada anno por Martiniega por carta del Rey a h(e)rederos de Ruy Gutierrez Quexada, XXX m. Pagan al Rey servicios e monedas e que non pagan fonsadera nin yantar. Derechos del Señor: Dan cada anno a su sennor por naturaleza seys maravedis; otrosi todo aquel que tiene yunta de bueyes quel dan cada anno por infurción una fanega de trigo e quatro sueldos, e el que tien un buey o que no tiene bueyes que paga la meytad. Dan cada anno al Merino del Rey de entrada...III m.

Traducción al Español:

"Vega de Bur con Medinilla. En el Obispado de Palencia. Este lugar es Behetria de Don Tello, hijo del Rey. Tienen por naturales a los de Lara. Derechos del Rey: Dan cada año por Martiniega, por carta del Rey, a herederos de Ruy Gutiérrez Quesada: 30 Maravedies. Pagan al Rey servicios y monedas, y no pagan fonsadera, ni yantar. Derechos del Señor: Dan cada año a su Señor, por naturaleza: 6 Maravedies; otrosi, todo aquel que tiene yunta de bueyes dan cada año, por infurción, una fanega de trigo y 4 Sueldos, y el que tiene un buey, o que no tiene bueyes, que paga la mitad. Dan cada año al Merino del Rey, de entrada, 3 Maravedies.

 

El cuarto documento interesante para la historia de Vega de Bur es del año 1553. Se trata de una visita eclesiástica a la Iglesia de San Vicente de Vega de Bur. El documento está tomado del Archivo Diocesano de Palencia.

Trancripción del Documento anterior:

"Visitación que hizo el muy Reverendo Señor Licenciado Varona

                                                                                       Año de 1.553

En el lugar de Vega de Bur, a 24 dias del mes de Agosto de mil quinientos y cincuenta y tres, el muy Ilustre Señor Licenciado Varona, visitador general en todo el Obispado de Palencia, por el muy Ilustrisimo y Reverendisimo Señor Don Pedro Gasca, Obispo de Palencia, Conde de Pernia, del Consejo de sus Majestades, y mi Señor, y en presencia de mi el infrascrito notario y secretario, visitó la Iglesia parroquial de San Vicente del dicho lugar, en la cual halló a dos beneficiados de preste y una graderia, y los diezmos se reparten en tres partes, la una lleva el Rey y la Iglesia, las otras dos llevan los clérigos. Lo demás, a la visita tocante, visitó en la forma y manera siguiente:

Sacramentos: Primeramente visitó el Santisimo Sacramento, el cual halló en lugar honesto y decente, como convenia .              

Oleo Crisma: Item visitó Santo Oleo y Crisma, Pila y Libro de Bautizados, lo cual todo hacen como era razón.

Bienes:    Item visitó los bienes, plata, ornamentos, de la dicha Iglesia, lo cual halló conforme al inventario.

Cuentas: Item vió y examinó las cuentas de dicha Iglesia, las cuales halló como es razón verdadera y las aprobó."

 

Ofrecemos a continuación algunas obras realizadas en la Iglesia de San Vicente, aportando información para la larga historia de Vega de Bur, cuyos orígenes se remontan a la tribu de los Eburones,(Año 53 antes de Cristo) y posteriormente, a los tiempos de la Reconquista y de la Repoblación de las tierras de la Ojeda, en torno al siglo IX, con el Castillo de Ebur, vigia y bastión de defensa y avanzadilla en linea con Amaya, Mave, Mudá, Cervera y Saldaña. Los datos están tomados de los "Apuntes Históricos" de D. Miguel Angel Ortiz Nozal, que, a su vez, los toma de los libros parroquiales de Vega de Bur, que se encuentran en el Archivo Diocesano de Palencia.

La Iglesia de San Vicente de Vega de Bur, de base románica, ha sufrido en su estructura diversas reedificaciones a finales del siglo XV y renovación de retablos y accesos.

El Pórtico de la Iglesia: El pórtico o atrio ha sido una pieza complementaria e importante. Acoge a los fieles que acuden a los cultos y favorece el encuentro y el diálogo, mientras se hace la hora; protege de las inclemencias y hasta fué en algún momento lugar de reuniones concejiles - concejos abiertos - y cobijo de mendigos y transeúntes.

En las Cuentas Parroquiales del año 1550-1560, que rinden los mayordomos Alonso Aparicio, seglar y D. Juan Frayle, clérigo de las Iglesias de Santa Maria y San Vicente, ante D. Pedro de los Moros, Vicario de Arcipreste, vecino de la Villa de Herrera de Pisuerga, se incluyen las obras del pórtico, según los siguientes capítulos:

. 22 reales del gasto de pan, vino y queso, que se dió al concejo por la saca de piedra de la cantera vecinal.

. 2 reales por el acarreo de madera y ripios.

. 8 reales de la traza de la obra, escritura y fianza con el maestro.

. 18 reales por nueve jornales para desenvolver el granero que estaba junto a la iglesia y estaba en mal estado.

. 1 real por la tierra y su arrastre para la composición del tejado.

. 66 reales por 80 cargas de cal para la argamasa.

. 8 reales que costó el "acarreto" de la cal desde Pisón.

. 35 reales de la piedra que sacó en las canteras de Villaescusa el cantero local Luis Casado.

. 80 reales de la cal que compró a un cantero de Villaescusa.

. 184 reales al maestro de canteria, Domingo de Bidave por la mano de obra del portal y otros reparos que hizo en la sacristia."

Domingo de Bidave con Juan y Sancho forman parte de un grupo familiar, naturales de la merindad de Trasmiera, en Cantabria. Trabajan con frecuencia en la comarca de la Ojeda.

Obra del Retablo y rebajar dos Gradas. Año 1774.

En visita de años anteriores, el Visitador, viendo la situación de la capilla mayor, el piso y el retablo, mandó que se rebajasen dos gradas y se reparase el retablo.

En 1773 se hizo la obra del rebajamiento de las dos Gradas y se hizo un nuevo Retablo, que sustituyese al viejo, que es el que se conserva. La obra queda reflejada en el Acta de Cuentas del año 1774, que se rinde el 14 de Junio de 1775 por Mateo García, mayordomo saliente, ante D. José Martín Gordo, Cura Teniente de Cozuelos de Ojeda y Vicario de Arcipreste de Ojeda, y Miguel Jiménez Barba, Notario Apostólico, siendo cura D. Juan Ortega.

Estos son los gastos:

. 6000 reales que se dieron al maestro entallador Francisco Tejedor y oficiales por el retablo e imágenes de S.Juan Bautista y     S.José.
. 150 reales de varios viajes que hizo el maestro para tomar medidas, las trazas y condiciones.
. 75 reales por hacer una silla-confesonario con su reja.
. 225 reales por añadiduras de la obra, por haberse rebajado dos gradas y elevar el retablo.
. 108 reales por desmontar el retablo viejo y rebajar las gradas.
. Esta obra la hizo el cantero Francisco de la Fuente, vecino de Castrejón de la Peña.
. 300 reales fué el importe de cinco carretas que trajeron el retablo desde el taller de Palencia.
. 14 reales por 20 libras de hierro para hacer las fijas y clavos para sujetar el retablo.
. 9 reales por nueve cuartos de carbón para la fragua.
. 36 reales de seis jornales para hacer las fijas y clavos.
. 45 reales que se dieron a los oficiales y que ellos justificaron en razón de gages.
. 208 reales que se dieron al maestro y oficiales por colocar el retablo que emplearon 8 dias y por el alquiler de una caballeria.
. Importando el total 7.170 reales.

El Retablo es de arte Rococó, que proviene de las palabras francesas "rocaille=piedra" y "coquille=concha". Surge como reacción al estilo barroco clásico y se caracteriza por la opulencia, la elegancia y por el empleo de colores vivos. Predominan las formas inspiradas en la naturaleza: Rocas, algas, conchas, cañas, palmas y plantas. Es el estilo pictórico y decorativo del siglo XVIII, en el que destaca una ornamentación elaborada, delicada y recargada.

En la parte baja del Retablo se han colocado los cuatro evangelistas del siglo XVI. En el centro, la imagen de S. Vicente, titular del templo, y a uno y otro lado esculturas, en dos grandes hornacinas, de San Juan Bautista y S. José, del siglo XVIII, y en el ático, un crucifijo. La imagen de San Vicente es del siglo XVI. (Inventario Artístico de Palencia y su provincia. Tomo 11. J.J.Martín González, página 225).

                                                        


Despoblados:

En el término de Vega de Bur han existido otras tres poblaciones, hoy despoblados, de los que nos quedan algunos restos:

San Bitores:

Por tradición oral sabemos que era un pueblo situado al Este del Castillo de Ebur, en el paraje "Camino de Montoto". Tenia tres manantiales: El Pozuelo, Fuente Canduela, y Fuente Sevilla. No conocemos el nombre del pueblo, pero en la Iglesia de Vega de Bur se conserva una antigua imagen, (siglo XII), de San Bitores, titular de la Iglesia, hoy desaparecida.



San Vitores


Santa Olaya:

Situado en las estribaciones al Sur del Castillo de Ebur, en el paraje hoy denominado "Santa Olaya, entre los pagos de La Tejera, Solapeña y Colladillo. Tampoco conocemos el nombre del pueblo. Solamente nos queda la imagen de Santa Olaya, siglo XII, titular de la Iglesia, hoy desaparecida, que se conserva en la parroquia de Vega de Bur:


SANTAOLAIAUNO.JPG


San Tirso:

Situado en la margen derecha del Rio Burejo, al  Sur de Vega de Bur, regado por el arroyo de Valdelobos, manatial de Manalagua, que en tiempos pasados movió un molino harinero, tenemos más datos, que de los anteriores despoblados: El pueblo se llamaba Medina.Actualmente se sigue llamando Medina al paraje donde estaba situado el pueblo, a cuyo Oeste están "Los Prados de Medina". Figura en el Libro Becerro de las Behetrias, año 1351, pagando impuestos junto con Vega de Bur, y con el diminutivo de "Medinilla", señal de que se iba despoblando y solo quedaba un barrio: "Vega de Bur con Mediniella." De la Iglesia de Medina, tenemos la imagen del titular: San Tirso, siglo XII, y la entrada románica, que ya figura en esta crónica:



Toponimia:

Entre los muchos nombres de parajes del término de Vega de Bur, reseñamos algunos, que nos han parecido más interesantes:

En el valle:

Los Amaellos / Campijuelo / Las Arrenes / Baitaño/ Pradalenas / Reul / Requejo/ Medina / Los Prados de Medina / San Tirso /

En el monte:

El Rusco / Valdoceño / Loguiao / Moyuelo / Las Carboneras / El Pico Monte /

En Barrio:

Camino Alto / Camino Medio / Camino Hondo / San Bitores / Santa Olaya / Colladillo / La Berzosa / El Uncar / Las Canteras / La Gallinilla / Los Olmillos / Las Cruces / Las Vallejas / Fuente Canduela / La Roscala / Trasloma / .

Archivo:

Para finalizar estas notas, reseñamos el Archivo Parroquial de Vega de Bur, que encuentra en el Archivo Diocesano de Palencia, para información de los aficcionados a la investigación:




                                                     ============================

                                             

INICIO                                      OCTUBRE-2010